Cinco planetas

Para iniciar este blog se me ocurrió googlear “cincoplanetas.wordpress.com” con la intención de ver si mi sitio aparecía o no en la lista de google. Claramente mi sitio brilló por su ausencia pero lo que obtuve a cambio me pareció una maravilla. Lo primero que capta mi atención es la noticia que “científicos ciudadanos descubren un sistema de cinco planetas”, lo han llamado K2-138. Lo particular de este sistema es que los periodos orbitales de sus cinco planetas son menores a 13 días y son -a mi parecer- increíblemente calientes, con temperaturas entre los 400 y los 1000 ºC, mil grados Celsius, mil grados!. Que calor que debe hacer ahí.

Otra cosa que encontré sorprendente es que cada planeta tarda aproximadamente 50% más en completar una vuelta completa a su sol, en comparación con el planeta siguiente mas cercano a la estrella. Y a esta característica la llaman “Resonancia”. Qué bonita coincidencia, que bonita forma que elige el Yunivers de indicarme “si, vas bien, que bueno que volviste”, que en este momento estoy viviendo en resonancia, es donde/cuando uno se reconoce simplemente como una herramienta del Yunivers, en que uno es lo que es, pero eso, lo que uno es, no es lo primero que uno cree ser. Lo que uno es, está bien oculto bajo un montón de mugre y caretas y superficialidades y ego y adicciones (drogas, relaciones, emociones, etc.) y penas y un montón de cosas más. Cuando las cosas fluyen hay resonancia, no cuando se obligan, tampoco hay resonancia cuando uno se obliga a ser quien no se es. Eso no quiere decir que no se puedan lograr cosas, si uno se obliga puede lograr cosas, pero en el camino se hace daño, en cambio cuando las cosas fluyen el camino es un paseo, todos los jardines son verde, incluso el propio. Y me gusta pensar-soñar-imaginar en una sociedad donde es posible que todos nosotros, todas las personas que habitamos este planeta tengamos la dicha de vivir en un estado de resonancia con el Yunivers. Me lo imagino, todos viviendo en paz. Si, es cierto, la idea general es vivir en paz entre todos nosotros, hay que recordar siempre lo importante que es vivir en paz interior, estar en paz con uno mismo. Me imagino una sociedad que nos permita vivir en paz, también me gusta creer que es posible. Soy un tipo con esperanza en la humanidad, aunque entiendo perfectamente la desilusión generalizada en la sociedad y en la vida misma y de que es solo cosa de tiempo para que en el momento, cuando colapse la vida cotidiana y ordenada que hacemos de lunes a viernes en horario de oficina se transforme en un campo de batalla. Si, porque es probable que solo estemos esperando, incluso anhelando el momento en que tengamos que sobrevivir de verdad, y no lo haremos de un modo colaborativo, lo haremos en un modo competitivo, de lucha, de enfrentamiento el uno contra el otro, pero también creo que esa pizca de anhelo de experimentar ese caos, pueda ser un escape, y así poder sentirnos vivos, y lo disfrutaremos porque nuestra atención estará al máximo en este nuevo estado de sobrevivencia, lo que será mucho mas reconfortante que el continuo e indiferente letargo de la vida actual. Y así, sobreviviendo de verdad, sin reglas para nadie, donde el dinero ya no salvará a los ricos, y eso puede ser un lindo sueño. Pero antes de la aniquilación total prefiero soñar con la colaboración global. Pero no hablo de colaboración entre países, hablo de una colaboración global entre personas. Porqué entre personas y no entre países. Primero que todo, no habrán países, seremos todos habitantes y pobladores del mundo sin fronteras, nuestra bandera puede ser el sistema solar donde la figura de la tierra no sea la tierra tal como es, ni haciendo referencia a los continentes ni nada, solo será un circulo azul representando las aguas, otro circulo interior de color café o tierra para representar las tierras, otro circulo interior de color verde por la vegetación y un circulo blanco para representar los hielos del planeta.

Para que no haya conflictos de porqué este continente está arriba, porqué nuestro país no se ve, o porqué lo que sea. Para evitar discusiones por una representación, mejor abstraerlo un poco y recordar lo que realmente es. Es el planeta y nosotros somos parte de él, sea donde sea que estemos.

Así, al no existir divisiones de países, no habrá ningún extranjero en el planeta. Estaremos en condiciones de trabajar todos por todos y para todos. Pero dejaremos esto hasta aquí para que le den una vuelta y comiencen a hacerse una idea de recuperar la esperanza en la humanidad.

Otro de los primeros diez resultados también tocaba el tema de este sistema solar K2-138, por suerte con un poco más de profundidad complementando el artículo anterior. También encontré 2 imágenes bastante buenas.

Otro artículo que apareció en esta búsqueda fue “Hogar fuera del sistema solar: cinco planetas que podrían albergar vida”, aquí se mencionan los conceptos de >habitabilidad< e >Indice de Similitud a la Tierra< para cuerpos celestes. Utilizando estos conceptos, un grupo de personas elaboró una lista de los cinco planetas con mayor habitabilidad.

El planeta Gliese 581g, cuyo descubrimiento fue anunciado en septiembre de 2010, es considerado como el primero del Catálogo de Exoplanetas Habitables de la Universidad de Puerto Rico, en Arecibo, desplazando al segundo lugar a Gliese 667Cc. Los otros integrantes de esta lista son los planetas Kepler-22b, HD85512b y Gliese 581d.

El primer párrafo de “El sistema solar pudo haber tenido cinco planetas gigantes en su origen” dice: “Igual que un jugador de ajedrez sacrifica su mejor pieza para proteger al rey, el Sistema solar expulsó un planeta gigante y conservó, en su lugar, la Tierra. Esto tuvo como resultado la privilegiada posición alrededor del Sol.” Es lindo pensar en las vueltas de la vida del Yunivers, así como las vueltas de la vida en el día a día, en casos como este donde una aparente pérdida se transforma, a través del tiempo, en hacer el espacio para algo nuevo y que puede albergar vida. Puede ser algo parecido a dejar atrás relaciones tóxicas, incluyendo el proceso doloroso de la separación y el sufrimiento que generan (o de otro punto de vista, lo generamos nosotros mismos), debe ser una angustia similar a la angustia de las adicciones, o tal vez no, estoy equivocado y no tiene nada que ver. El asunto es que en este caso nosotros nos vimos favorecidos con la expulsión de este planeta gigante pues de no haber sido así, no estaríamos vivos. Al menos no en este planeta.

“Cinco Planetas Retrógrados – Hora de Limpiar la Casa y Empoderarse por Dana Mrkich”

Aquí lo primero que me llamó la atención fue la imagen de unos planetas iluminados con un rayo gigante. Pero lo que más me sorprendió fue el nombre del autor -“@solitalo”-. Lo encontré sorprendente porque mi nombre es italo y no puedo dejar de pensar y sentir y alegrarme por estos guiños que aunque tal vez para otros puedan parecer cosas insignificantes, para mi son parte del lenguaje que la vida tiene con cada uno de nosotros.

Luego de que mi atención dejará atrás la imagen de los planetas y luego el nombre de la autora del artículo, comencé a ponerle algo más de atención al texto en sí, partiendo por el nombre. Aquí menciona el empoderamiento, y da la casualidad que estoy viendo los frutos de un proceso que ha tomado años y que finalmente estoy en mi propia etapa de empoderamiento, de conocimiento de mi mismo, de aceptación de mi mismo y de sacarme todas esas cargas que no me corresponden, sacarme todas esas cargas que no son mías, quitarme todas esas cargas que no me ayudan en nada. Este proceso de empoderamiento también ha sido un proceso de Limpiar la Casa, limpiar la mente, el cuerpo y el corazón del sufrimiento innecesario y de todo lo que obstruya el desarrollo personal y también del desarrollo de la humanidad. En momentos esta limpieza duele, porque esas cosas que debemos soltar están enganchadas, están engarfiadas a nosotros, y al sacarlas duele, pero la limpieza es necesaria. – el artículo en sí mismo está bueno para una lectura al paso, mas no se me ocurre como ligarlo en esta entrada aunque en cierto modo ya lo hice porque también habla de los procesos de cambio relacionados a los planetas retrógrados. Si gustan, mas abajo dejaré los links mencionados en este escrito.

La lectura del artículo “5 Planetas Enanos en el Sistema Solar que a lo mejor desconocías” me sirve para asociarlo a la idea de recordar, porque debemos recordar, que lo que damos por conocido está en permanente cambio. El escenario en el que nos desenvolvemos puede cambiar. Pueden aparecer cosas inesperadas, revelándonos una nueva realidad del entorno y de nosotros mismos. Nos llama a tener en cuenta los detalles, las cosas pequeñas que pasan desapercibidas o ignoradas por su magnitud, pero hacer eso es negar su influencia, y negar la influencia de los detalles no es bueno.

Para terminar este texto, el último link que aparece en nuestra búsqueda azarosa y sorprendente lleva por título “¡Cinco planetas alineados! ”. Si, con las exclamaciones incluidas! Coincidencia que sigue alimentando mi interpretación de que Yunivers nos regala guiños, más y más guiños cuando vamos bien por nuestro camino hacia nosotros mismos y de esa manera servimos a ese milagro que llamamos vida. Y estamos vivos en un solo momento. AHORA

LinkS

Anuncios

2 comentarios sobre “Cinco planetas

  1. Es genial lo que el Yunivers nos manifiesta, sólo que algunas veces no lo vemos porque estamos ciegos por las responsabilidades cotidianas, por lo menos espero tener esa paz en mi hogar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s